De Zombis (Tercera y última parte)

[Ver segunda parte]

III

Con el cambio de administración presidencial en Estados Unidos, nuevas medidas fueron implementadas con respecto a los muertos vivientes. En primer lugar, la cremación de todos los cadáveres fue estrictamente vigilada por las autoridades y se declaró toque de queda y suspensión de actividades laborales a partir de la tarde de cada 30 de octubre. Con estas medidas, las Tres Noches de los Muertos Vivientes, como llamaban coloquialmente al periodo que abarcaba del 31 de octubre al 2 de noviembre, fueron infinitamente menos desastrosas en los años subsiguientes que en los tres primeros.

El haber eliminado a un zombi se convirtió en signo de valentía entre los jóvenes, particularmente entre los miembros de las pandillas de ciudades como Nueva York y de Los Ángeles, que hacían sus pruebas de iniciación precisamente en los días en que los muertos caminaban. Cuando los zombis comenzaron a escasear debido a la ley que obligaba a incinerar sus cuerpos, los pandilleros empezaron a “sembrarlos” y “cosecharlos”; es decir, unos días antes del 31 de octubre salían a las calles a matar inocentes, cuyos cuerpos guardaban en bodegas hasta que se reanimaban, momento en el cual los liberaban para después proceder a darles caza.

Esta idea no tardó en ser apropiada por las grandes corporaciones de entretenimiento, que pronto consiguieron concesiones y permisos por parte del gobierno para hacer parques de diversiones conocidos como Zombie Zafaris. Dichas compañías se dedicaban a comprar cadáveres a los ciudadanos (quienes los vendían gustosamente) durante todo el año, y al llegar el 31 de octubre los liberaban en terrenos acondicionados ex profeso, para que los turistas, equipados con armas especiales, pudieran darles caza.

Esto provocó que surgieran grupos en defensa de los derechos de los zombis. Esta palabra, por cierto, cayó en desuso entre los sectores más liberales del país por ser considerada políticamente incorrecta y fue sustituida por “reanimados”. Por supuesto, los eufemismos no lo son por mucho tiempo y el apelativo de “reanimados” fue considerado ofensivo y sustituido por “difuntos activos”, que con el tiempo cedió su lugar al políticamente más correcto “necroamericanos”.

Las compañías de seguros ofrecieron a los clientes pólizas contra la mordedura de zombi; las universidades abrieron carreras especializadas en el manejo de muertos vivientes y las corporaciones dedicadas a la fabricación de armas incrementaron sus ventas al doble (por primera vez en la historia, se podía matar a una misma persona dos veces). De esta manera, la economía estadounidense se recuperó rápidamente tras los estragos ocasionados por los tres primeros años de la plaga de ultratumba.

El despertar de los zombis se volvió parte de las tradiciones anuales en Estados Unidos, y no pasó mucho tiempo antes de que se imprimieran tarjetas conmemorativas, se vendieran adornos y se compusieran canciones para ser tocadas especialmente en esas fechas.

Los Brown, sin embargo, volvieron a México todos los años, para convivir con los fieles difuntos.

FIN

Anuncios

Acerca de Maik Civeira

Escritor friki.
Esta entrada fue publicada en Las siete formas de combate. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a De Zombis (Tercera y última parte)

  1. Lupita dijo:

    Me encanto… Muy buena historia!

    • Lupita dijo:

      Fue agradable leer algo así. Se lo mostré a mis alumnos y también les gusto.
      Espero que con eso, mis alumnos quieran seguir leyendo, por lo menos para no perder la costumbre!

  2. shamexfftl dijo:

    “Necroamericanos” HAHAHAHAHHAHAH!

  3. Anónimo dijo:

    Ok la ultima parte de ser “politicamente correctos” con lo de zombies no tuvo madre una excelente analogia para todas las cosas de hoy en dia con las que se “debe” de ser politicamente correcto y las historia desde lo tradicional zombie hasta las cultura mexicana y la conclusion fueron excelente, eres muy buen escritor y tu blog tambien es muy bueno, gracias por compartir tus conocimientos, gustos, divagues, analisis en tu otro blog y tus cuentos en este

Sé brutal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s