A Dios encadenado

A DIOS ENCADENADO

Mírate, Dios, encadenado, antes todopoderoso,
cautivo por deseo dorado,
blasfemo, pero merecido,
convertido en circo
para chisteras y monóculos,
lejos de los titanes,
del olimpo jurásico,
lejos de los tambores extáticos,
de la orgía y del sacrificio.
¡Rebélate!
Haz añicos tus cadenas y despliega tu furia divina
sobre los templos de acero y concreto,
sobre los insectos mecánicos.
¡Que retumbe el éxtasis de los tambores!

Kong

Kong

Kong

Anuncios

Acerca de Maik Civeira

Escritor friki.
Esta entrada fue publicada en Poeta que jugó videojuegos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a A Dios encadenado

  1. Sebastián Santander dijo:

    Me encantó tu poema y quisiera saber si puedo publicarlo en una página que administro en la red social Facebook (“El armario cultural”). El objetivo de esa página es divulgar cultura.

Sé brutal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s