Pazuzu

PAZUZU

Sumeria, Siglo XL a.C.

Grande es la hija de An, que tortura a los niños;
su mano es una red, su abrazo es la muerte.
Ella es cruel, violenta, iracunda y predadora;
es una raptora, una ladrona, esta hija del Cielo.
Toca los vientres de las mujeres en labor de parto
y con tirones extrae a los bebés de las preñadas.
La hija de An es una de los dioses, es su hermana;
sin hijos propios en el vientre, sin leche en su seno,
su mente es la de una pantera y su voluntad la de un asno,
ruge como el león y aúlla como los chacales,
arrulla a las serpientes y simula amamantar a los cerdos.
Grande es la hija de An, que tortura a los niños;
grande y terrible es Dimme, en verdad.

Dimme no sigue los designios de los dioses,
por placer ejerce crueldad contra la raza de los hombres,
por propia locura y despecho se roba a los niños,
roe sus huesos y bebe su sangre para aplacar su sed.
Muchos antiguos Utukku causan males a la humanidad,
son terribles y aterradores; dolor y locura dejan a su paso,
pero tan sólo siguen los designios de los dioses
de voluntad inexorable y sabiduría incomprensible.
Dimme sólo conoce su propia maldad.

Hermosa doncella es Lilith, la puta de Inanna,
que brinda placer impío a los hombres.
No apenas el cuerpo de un mancebo produce semen,
cuando Lilith se le aparece y le entrega su carne,
a cambio de la semilla de vida que siembra en su vientre,
donde engendra a los Edimmu, hijos del desierto.
Cabalga desnuda en los vástagos de Zu, hijo de Siris;
hermosos son sus pechos, torneadas son sus piernas,
amable es su rostro y dulce es su aliento.
Tan grande como su belleza es su maldad;
de los hombres dormidos engendra a los Edimmu,
mismos que después los atormentan y les traen desgracias.
¿Quién sabe si el demonio que aparezca junto a tu lecho
no será producto de tu propia semilla, engendrado en Lilith?

Muchos son los Utukku que atormentan a los hombres;
los malvados son llamados Edimmu y son hijos de Lilith.
Son criaturas del desierto que beben sangre,
como Allû, el apestado, y como Gallû, el que aúlla en el Infierno.

Odioso para hombres y dioses es el hijo de Lilith;
Allû es llamado en voz baja por sabios y magos.
Allû, el Utukku que asesina a los hombres,
el malvado que los viste de pústulas,
el hijo de Lilith, el portador de la lepra,
el engendro de la prostituta, que vaga por las llanuras.
Ronda las calles con forma de perro sarnoso
y en la noche entra por las ventanas de las casas
para aterrorizar a hombres, mujeres y niños
que dormían en paz, con temor de los dioses.
Tú que duermes junto a una ventana,
teme de pronto volver la cara, abrir los ojos
¡y encontrarte con el abominable rostro de Allû!

Poderoso es el hijo Hanbi, rey de los demonios;
su diestra apunta al cielo, su vuelo porta dolor.
Él trae el viento del sur y del oeste,
trae la sequía y la plaga, dirige a los demonios,
lleva a los insectos a devorar las cosechas.
Su voluntad es viril, su furia la del perro,
vuela como el águila y atrapa a sus presas,
ataca como el escorpión y procrea como las víboras.
Viola a las vírgenes, las posee y las enloquece,
las somete a la voluntad de las Blasfemias.
Debilita y corrompe las almas de los hombres.
Es el portador de las desgracias, es sabio temerle.
Grande es el hijo de Hanbi, rey de los demonios,
grande, inmenso y potente es Pazuzu.

Pazuzu sigue los designios de los dioses,
es su hermano, su heraldo, su igual.
Por voluntad de los dioses trae la sequía;
la hambruna y la plaga vienen por orden suya.
Pero por puro placer personal corrompe doncellas,
las viola, las tortura, las conduce a la Blasfemia,
sólo para alimentar su deseo de dolor.

Magno es el odio que tiene Pazuzu por Dimme,
grande es su poder contra Lilith y los Edimmu.
Las mujeres que no quieran ver perdidos a sus hijos,
para que sean pasto de la grande y odiosa hija de An,
deben encomendarse a Pazuzu, señor de los demonios.
Los hombres y mancebos que no quieran
copular inmundos con la puta de Inanna,
de naturaleza horrible cuan hermoso es su sexo,
y procrear demonios que lleguen a llamarlos “padre”,
deben someterse a la voluntad de Pazuzu, hijo de Hanbi.
Aquéllos que no deseen encontrarse con el apestado,
o con el que aúlla en la noche oscura, que oren,
que invoquen al gran Pazuzu, el dios demonio enloquecido.

Pazuzu viola a las mujeres, doncellas y casadas,
penetra sus cuerpos como las serpientes y las atormenta,
trastorna sus rostros y los deja putrefactos como la muerte.
Pazuzu se complace en causar dolor y espanto,
trae la hambruna y las plagas, pero sirve a los dioses;
destruye los hogares y mata a los hombres, pero obedece a los dioses.
Pazuzu es grande, Pazuzu es poderoso, debe ser honrado,
pues él es el único que aleja a Dimme, a Lilith y a los Edimmu,
pues él es tan terrible que los más malvados le temen.
Somos desdichados los mortales, pues debemos elegir,
escoger entre el dios demonio loco que trae la destrucción,
o sus enemigos, la que devora a los niños, la mujerzuela,
y los Edimmu, bebedores de sangre, amantes del desierto.

Mas no tenemos opción, este mundo no es nuestro,
no es hogar de los hombres mortales,
sino campo de juegos para los dioses eternos,
que anunciaron “dejaré que los muertos asciendan
y devoren a los vivos y los superen en número”.

Éste es un mundo aterrador, pletórico de horrores;
en las casas, calles, llanuras, montañas y ríos,
no hay lugar donde el mal no habite,
y es sabio rodearnos de lo menos terrible.
Invoca, pues, a Pazuzu, cuando el mal llegue a tu puerta,
invócalo y ofrécele tu casa, tu persona y tu alma,
y cuando Pazuzu sea tu dueño, ten por segura una cosa:
ningún mal te atormentará ya jamás, ningún mal,
excepto aquéllos que Pazuzu disponga.


Anuncios

Acerca de Maik Civeira

Escritor friki.
Esta entrada fue publicada en El horror a través de los siglos. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Pazuzu

  1. beto velez dijo:

    chido. ijin… este si me latio. el otro del humano k huia perseguido por seres k lo kerian jodé no tanto.. peropos ya sabes k tus letras son mi bufet donde escogere.. saludos

  2. Maik Civeira dijo:

    Gracias… ¿No eres el Beto Velez que hace la voz de Homero Simpson, o si? O.o

  3. rojopech dijo:

    Este tiene toda la cadencia que no tuvo el anterior y hasta la redacción estuvo mejor.
    ¿Soy solo yo o se percibe mucho Lovecraft?

  4. Maik Civeira dijo:

    Síp, much Lovecraft 😉

  5. La poseía por naturaleza da cadencia y belleza a un texto. También es padre este tratamiento tipo “evangelio obscuro” a la trama del texto. Me gustó.

  6. Maniak dijo:

    Aaa como disfrute recrear las imagenes en mi cabeza, me transporto y me hizo aterrorirzarme, gracias profe una vez mas.

  7. Miguel Ernesto Galván Del Moral dijo:

    ¡Estuvo re bueno! Leído en el desayuno. 😛

  8. Bryan García dijo:

    Este es genial mi estimado, no me había dado el tiempo de leerlo con detenimiento, pero simplemente me encantó

  9. Beto Vélez dijo:

    que pecsi retro,poeta k jugo exbox gagagagaga, donde te mando eso pa que le des una leida… no veo tu mail por aca… deja le doy otra chekeada….maa nooo, lo busco lo buscooo y no lo busco, gagagaga es este??? donotreply@wordpress.com ??

  10. Chloe Dg dijo:

    Pazuzu no es el mismo que aparece en El Exorcista.

Sé brutal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s