28. Todo sería más fácil con zombis

Índice
Capítulo anterior

-¿Tú crees que se acabe el mundo en el 2012? -me preguntó Rafael.

-Pues, ¿quién sabe? Igual y sí. Lo más probable es que no -le dije, con la vista clavada en la maleza del patio trasero y jugueteando con la lata vacía de cerveza.

-¿Qué crees que pase?

-¿Aquí? Nada. Nunca pasa nada.

-¿No te da miedo el Apocalipsis?

-No. ¿Qué es lo peor que puede pasar?

-Pues estaría jodido que después de tanto estudio y tanta joda nada más se acabara el mundo así: pum.

-Nah –dije-. Sería más fácil. Ya no tendríamos que preocuparnos por nada.

Rafael se rió –Es que eres un pinche huevón. Oye, ¿y no te da miedo eso de las profecías de la Virgen de Fátima y todo eso?

-¿Por qué? Ya pasó el seis del seis del 2006 y no pasó ni madres. Pinche gente loca. Pero sabes qué, no sería tan malo que se acabara el mundo.

-¿Por qué lo dices?

Saqué otra lata de cerveza de la nevera entre nuestras sillas.

-Piénsalo. Imagínate que empiezan a pasar esas cosas del fin del mundo. Digamos…una plaga de zombis. Sería más fácil vivir en medio de una plaga de zombis que en el mundo real. No habría que preocuparse por la escuela ni por el destino de trabajo-casa-familia-vejez-muerte. En unos días se acabaría esta civilización tan complicada y lo único por lo que te tendrías que preocupar es por escapar de los zombis. Nada de pensar en calificaciones, ni en levantarse temprano, ni en ahorrar para comprarle un regalo a la novia. La comida te la consigues saqueando almacenes abandonados. Y cuando se acabe, puedes volver a la clásica caza-recolección. Y si no, te mueres. De preferencia suicidándote, porque está de la chingada que te coman los zombis. Pero la poca vida que te quedaría por vivir sería mucho más sencilla. Sólo sobrevivir y buscar comida.

-Chale. ¿Cómo se te ocurren estas marihuanadas? De repente te sale tu lado emo y me sacas de onda. La neta yo no sé de qué te quejas tanto ni de dónde vienen tus pensamientos macabros.

-Es que a veces pienso en la vida que me queda por vivir…

-¿Y luego?

-Que me da mucha hueva.

Rafael se carcajeó -¡Es que eres un pinche huevón! Pero eso me da coraje, porque eres bien pinche inteligente. No más no te da la gana de echarle ganas.

-¿Echarle ganas a qué, Rafa?

-Pos a la vida, güey. Tienes que abrirte paso por la vida.

-La vida, la vida, la vida. Yo no sé de qué habla la gente con eso de la vida.

-Pos tener un buen trabajo, ganar bien, ser alguien en la vida. Tú tienes mucho potencial, pero no le echas ganas. Tienes que saber colocarte, darte a conocer. El éxito se consigue dando una imagen de éxito.

Sentí que Rafael no entendía muy bien lo que él mismo estaba diciendo.

-Por eso digo -comenté.

-¿Por eso dices qué cosa?

-Todo sería más fácil con zombis.

Capítulo siguiente

Anuncios

Acerca de Maik Civeira

Escritor friki.
Esta entrada fue publicada en La Ciudad de las Palmeras. Guarda el enlace permanente.

Sé brutal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s